Los robos en hogares con la técnica bumping en Granada están aumentando considerablemente en los últimos años y, en especial, en los últimos meses. La situación económica tan precaria y la incertidumbre acerca del futuro laboral son un caldo de cultivo ideal para que ladrones y bandas organizadas aumenten su actividad delictiva.

Una de las recomendaciones más repetidas por las autoridades y profesionales de la seguridad es la de instalar una cerradura invisible, elegir llaves poco comunes, cambiar los bombines antiguos por otros más sofisticados y poner más de un cerrojo en las viviendas. Pero, veamos qué es exactamente el bumping, el método más empleado para asaltar cerrojos por los delincuentes, y cómo evitarlo.

Qué es el bumping

El bumping en Granada o en cualquier otro sitio es una técnica cuyo proceso se lleva a cabo insertando una llave maestra en la puerta para después golpearla con un objeto contundente. De esta forma, se separan los pistones de los contrapistones, y se libera el giro de la llave. Los ladrones buscan viviendas con un modelo concreto de cerradura, muy común sobre todo en edificios de nueva construcción. Para ello crean previamente la llave maestra, con la que pueden desbloquear cerraduras sin tener que forzarlas.

El uso de la técnica bumping en Granada es una verdadera amenaza para los hogares, locales comerciales y edificios de oficinas.

Por un lado, no deja huella del delito, pues no se fuerza la cerradura. Así, es difícil que alguien se percate de que esa vivienda ha sido invadida. Por este motivo, existen compañías de seguros que no cubren los robos realizados por esta técnica, alegando falta de rotura visible de la cerradura de la puerta de acceso.

Por otro lado, hay multitud de tutoriales en internet sobre cómo llevar a cabo el bumping, así que cualquiera puede realizarlo con cierta facilidad.

Qué podemos hacer para prevenir el bumping en Granada

Hay estudios que indican que alrededor del 90% de las cerraduras instaladas en España no cuentan con medidas de protección ante esta técnica de intrusión en los inmuebles, por lo que son muy susceptibles de ser invadidas por delincuentes.

No es posible vivir de forma tranquila sin sentir la seguridad de que un ladrón no va a poder entrar en nuestro hogar para robarnos, sobre todo cuando no estemos en casa. Por este motivo, es muy importante dotar a nuestras viviendas de sistemas que impidan la entrada de delincuentes mediante esta técnica tan extendida.

La mejor forma de asegurarnos de que el inmueble está perfectamente protegido es reforzar la seguridad de la puerta exterior. Hay que conseguir que esa puerta sea muy complicada de abrir sin su correspondiente llave.

En este sentido, hay diferentes formas de reforzar la seguridad, como recurrir a puertas acorazadas o blindadas, mucho más pesadas y robustas que las puertas normales. También se puede acudir a tipos de llaves de perfil personalizado, sobre todo si la vivienda se encuentra en un edificio con otras iguales. Normalmente, los edificios tienen un modelo determinado de bombillo para todas ellas. Si un ladrón consigue una llave maestra de una de las viviendas, podrá acceder fácilmente a todas las del edificio. Tener una cerradura propia alejaría al delincuente de la posibilidad de entrar dentro del hogar.

Pero esto no es suficiente. Si realmente se pretende conseguir una seguridad real, lo mejor es recurrir a cerraduras antibumping en Granada con CM Cerrajeros.

Qué son las cerraduras antibumping

El aumento del bumping en Granada hace que sea necesario más que nunca este tipo de cerraduras, diseñadas están específicamente diseñadas para que el sistema bumping no funcione. Aunque no tienen una fiabilidad del 100%, es la forma más efectiva de luchar contra los ataques externos, pues oponen una resistencia mucho más alta, haciendo el bumping prácticamente imposible.

Las cerraduras antibumping evitan que el delincuente pueda golpear la llave al introducirla para dañarla y abrir la puerta. Las puertas de seguridad modernas suelen incluir estas cerraduras, aunque debe asegurarse primero de que así sea. Pero si su puerta es más antigua y no desea cambiarla por una nueva, se debe al menos sustituir al menos la cerradura para su total seguridad. 

Algunos modelos de cerraduras antibumping también cuentan con protectores magnéticos que tapan completamente la ranura por la que la llave se inserta. Sólo pueden abrirla los habitantes de la casa, pues son los que poseen el mecanismo para retirar dicho protector. Esto impide que, aquellos que no posean las llaves originales, puedan entrar en la vivienda y, por lo tanto, puedan utilizar las llaves maestras para llevar a cabo la técnica del bumping.

De una forma o de otra, y tomando la alternativa que pensemos más apropiada para nuestro hogar, lo más acertado es consultar a un experto en cerraduras y cambiar la cerradura. De igual modo, si decide instalar una cerradura antibumping en Granada, asegúrese de contar con un buen profesional para ello, como los que formamos el equipo de MC Cerrajeros. Sólo así tendremos la certeza de estar dándole a nuestro hogar y a nuestra vida, al fin y al cabo, la tranquilidad y seguridad que se merecen.